Expresa tus emociones
Supera los traumas
Recupera la calma

Empieza ahora con 1 ejercicio de
Terapia Corporal Emocional para
liberar tus sentimientos reprimidos

¡Hola! Soy Nuria.

Nací en el 87 y, desde bien pequeña, he deseado una vida tranquila.

Lo que no sabía es que antes necesitaba sanar mis traumas.

Mi punto de inflexión se produjo en 2010. Me sentía atrapada. Me costaba entender mis emociones. Las notaba en mi cuerpo a través de sensaciones (taquicardia, tensiones, nudos en la garganta…), pero no sabía que esa era su forma de manifestarse.

Había días en los que no paraba de llorar por una tontería; y, en otras ocasiones, mis lágrimas no conseguían salir.

El cambio se produjo cuando me adentré en mi cuerpo a través de la Danzaterapia.

Escuchar al cuerpo me ha permitido liberar las emociones reprimidas para superar mis traumas.

En mi primera sesión, le dije a mi terapeuta que quería vivir tranquila. Le conté mi historia y ella me llevó a un ejercicio de conexión corporal que me hizo llorar por haber perdido a mi padre. Fue liberador soltar esa carga del pasado. 

A partir de ahí, inicié un proceso que me llevó a reconciliarme con mis dos padres: el ausente y el que me maltrató. Gracias a este cambio, entendí por qué mi relación de pareja no funcionaba y por qué tenía tanta dependencia de él. En realidad, yo buscaba una figura paterna, por lo que me comportaba como una niña frente a mi novio.

Además, por primera vez, comprendí que todas mis emociones eran positivas porque buscaban lo mejor para mí.

Entendí que la envidia me indicaba cuáles eran mis sueños.

Sentí cómo la rabia me daba fuerza para perseguirlos.

Y acepté mis miedos como un estímulo para seguir creciendo.

Esta manera de escucharme me gustó tanto que decidí formarme en Danzaterapia. Estudié durante dos años para obtener mi título como Facilitadora de Procesos Somáticos, Danza y Movimiento terapéutico.

Cuando terminé mi formación, en 2014, empecé a dar talleres de movimiento. Y, desde el 2016, hago acompañamientos terapéuticos para mujeres que han experimentado un trauma que les genera malestares físicos y psicológicos.  Para ello, uso el método Terapia Corporal Emocional, que he desarrollado con mi experiencia y la confianza de las personas que han recuperado su paz interna conmigo.

Desde el 2020, también formo a personas que quieren ser terapeutas de mi método Terapia Corporal Emocional.

🧎‍♀️

Supera el trauma liberando las emociones reprimidas en el cuerpo.

A veces sientes que hay algo que no funciona, pero no tienes claridad y coherencia para cambiar lo que no te gusta. Quizá te duele el cuerpo o lo tienes tenso. Quizá estás atormentada por alguna dificultad en tus relaciones. O quizá sientes ansiedad, estás deprimida, o sientes un vacío existencial.

Esto son señales de que hay algún trauma del pasado que necesita ser resuelto.

Por este motivo, mi acompañamiento terapéutico tiene como objetivo que recuperes tu felicidad y calma sanando tus traumas del pasado. Liberar tus emociones te ayudará a conseguirlo, yo te ayudo a expresarlas y a entender su lenguaje.

Creo en un mundo más feliz y solidario gracias a las personas que se han hecho responsables de sanar su dolor interno. Cuando sanas tu herida emocional, te resulta más fácil acceder al amor incondicional, de manera que impactas en el mundo de manera positiva.

Para mí, ayudarte a liberar tus emociones reprimidas es propiciar una cadena de actos bondadosos para que todas las especies y el planeta vivamos en armonía.

Si quieres recuperar tu felicidad y calma, te acompaño a través de mi servicio de terapia.

Si quieres ayudar a otras personas a superar sus traumas, escríbeme para aprender terapia corporal conmigo.

Por mi parte, he encontrado la vida tranquila que anhelaba

Además de tener un trabajo que adoro, durante muchos años he buscado cumplir un sueño.

Quería vivir en medio de la naturaleza, rodeada de animales, junto a Miguel.

En octubre del 2020 Miguel, Bubbles y yo nos mudamos a Galicia, donde hemos encontrado nuestro hogar rodeado de bosques norteños, junto a un montón de perros, gatos, vacas y burros. Ahí, hemos adoptado a Selva, una preciosa perrita que seguramente verás en algunos vídeos.

En Cervantes, he encontrado una vida sencilla y calmada, siendo terapeuta y trabajando junto a Miguel. 

Me despierto cuando me apetece, desayuno mirando las montañas, trabajo algunas horas, doy paseos por el monte y disfruto de la vida en comunidad.

Cumplir mi sueño no ha sido rápido, porque ha implicado una transformación profunda de mí misma, mi relación de pareja y mi profesión.

Sin embargo, este cambio me ha dado unas raíces sólidas sobre las que seguir creciendo. 

Si quieres conocerme un poco más, aquí tienes 29 aspectos sobre mí. O, si prefieres seguir aprendiendo, tienes un montón de artículos en el blog con ejercicios y reflexiones sobre el trauma, el cuerpo y sus emociones.

📣
Tras varias sesiones con Nuria me siento renovada, más ligera. Considero que he soltado mucho peso emocional, mi actitud es otra, mi carácter es más amable. Ahora sonrío más y paso de entrar en conflictos. Me parece super importante soltar, tantos años acumulando situaciones con las que ya no me identifico y no quiero que me acompañen.”
Paloma, 34 años, Madrid.